Apple ha comenzado a enviar correos electrónicos a los desarrolladores  que, teniendo reservado un nombre para una App, no han subido los archivos en 90 días, disponen de un mes para realizarlo; en caso contrario será borrada la aplicación y el nombre quedará libre.

El propósito de esta medida es acabar con la especulación de los nombres de las Apps, tanto para iPad como iPhone y iPod (que crecen a diario) de modo que cada registro de nombre implique una subida de archivos y no se pueda especular con nombres que por cuestiones de posicionamiento en la App Store puedan ser interesantes, o de nombres de Apps relacionadas con marcas, eventos, etc.

Como medida inicial es bastante interesante, ya que supone un freno a este tipo de acciones. Ahora bien, se plantea un problema respecto al tiempo necesario en tener listas Apps y la metodología en los desarrolladores a la hora de subir la información de estas.

¿Como veis esta medida?

Fuente | 9to5Mac

About these ads