En el Post que hoy nos ocupa incluyo dos conceptos que, para todos aquellos que blogueamos (o por lo menos lo intentamos) y los programadores web que trabajan con contenidos susceptibles de ser usados en otras webs son bastante útiles.

Son el Ping Back y el Track Back,  fundamentales,  tanto para seguir la pista a lo que escribimos, como para informar de los contenidos que recogemos de otra fuente. Siempre es de recibo el que si coges info de otra fuente, que menos que informar de la procedencia, pués bien, esto dos métodos automatizan este procedimiento, los vemos: (info obtenida de la Wikipedia ya que viene explicado de maravilla).

Pingback es un método para que los autores de un blog, una web, un portal, etc soliciten una notificación cuando alguien enlaza uno de sus documentos. El envío y la recepción de esta información es transparente al usuario. Esto permite a autores no perder de vista quién los está enlazando. Algunas herramientas de sistema de bitácoras, como WordPress, permiten pingback cuando el artículo es publicado. Es necesario entonces que el sitio referido implemente un servicio de recogida de pingbacks y que el autor de ese documento declare en el documento referido la ubicación de este servicio, de esa manera el método es completamente funcional.

Trackback funciona como un enlace inverso que permite conocer qué enlaces apuntan hacia un determinado post; de ese modo, avisa a otro weblog que se está citando uno de sus posts. Básicamente, si un blog admite trackbacks quiere decir que es capaz de recibir un aviso de otro blog, de forma que dos de los artículos de ambos quedan relacionados entre sí, normalmente porque el segundo hace referencia al primero. Los trackbacks a un artículo quedan reflejados habitualmente al pie del mismo, más o menos en el lugar en que aparecen los comentarios.

Anuncios