Hace un tiempo redacté para Marketing Comunidad un post en el que intenté resumir a modo de checklist todo lo que se debía tener en cuenta a la hora de montar un e-commerce. Edito y Amplio ese post para todos vosotros.

Primero, definir muy bien que se quiere vender y a quien se quiere vender. Puede parecer algo simple, pero una buena elección de categorías y productos a vender basada en la analítica de interés del usuario ayuda una barbaridad a saber los gustos reales de nuestros clientes.

Segundo: tener muy clara la logística y operativa, es decir, tener atado el tema de que si lo que se quiere vender se puede hacer por internet, el transporte (agencias, plazos), gastos de envío y hasta donde se quiere llegar con el envió.

Una vez cerrado este BackOffice rudimentario, debemos definir los términos para posicionamiento en buscadores, la forma en la que queramos mostrarnos, etc y solo si hemos realizado estas cuestiones, pasamos a la parte meramente técnica. Una vez hecho esto, los pasos a seguir serian los siguientes:

  • Comprar dominio (lo más seo posible) y contratar un hosting.
  • Recopilación y generación de contenidos asociados a un orden lógico de categorías y productos.
  • Hacer un diseño asociado con lo que queremos vender
  • Instalar plataforma decidida a utiliza e implementar diseño y funcionalidades
  • Programar resto de secciones de la página
  • Carga de productos y formación de la administración de la tienda
  • Solicitar a tu banco un tpv virtual, además, aplicar otras formas de pago, como Paypal, transferencia, reembolso …
  • Testeo de la web, no se os ocurra salir online sin estar al 100% de que todo funciona perfectamente.
  • Publicación en internet e indexación correcta de productos y categorías.

Y ahora, consejos en  más profundidad:

  • Las imágenes de los artículos a vender deben estar de forma CLARA; En las tiendas online se juega con un factor fundamental que es el de la confianza del cliente, por lo que tanto en imágenes del producto, como en el propio diseño de la plataforma hay que ser supe cuidadoso. Del mismo modo, sellos de certificaciones de seguridad, perfiles en redes sociales con comunidad de usuarios y demás dicen mucho y a favor de nuestra tienda).
  • Montar una url de confirmación de compra por cada uno de los canales de pago (tpv, paypal, reembolso y transferencia).
  • Sobre plataforma tecnológica, ahora parece que pegan fuerte, por sencillez y robustez tanto Magento como PrestaShop (ambas plataformas te permiten programar página web asociada a la tienda); También, si la tienda online es para productos de poca rotación y con condiciones inmóviles, siempre se puede optar por programar algo a medida. WordPress tiene también soluciones interesantes en ecommerce.
  • El tema pagos es otro de los hitos a cerrar; hoy en día, los tpv virtuales son más sencillos de implementar en una web (es básicamente un par de urls a enlazar y hacer pruebas de cargos con tarjetas), aunque el de cada banco tiene su particularidad.
  • Por supuesto, trabajar el SEO del producto, desde el producto, es decir, si el usuario busca “Comprar Tomates” posicionar cada una de las urls de forma individual de modo que cada página de producto se posiciones por si misma.
  • Indicar claramente el sistema y plazos reales de entrega de la mercancía / producto para minimizar al máximo la inseguridad en el cliente. Al mismo tiempo, indicar las zonas reales de envío.
  • Indicar, si los precios son Netos, para aportar valor añadido al envío (es decir, mercancía, embalaje, transporte e IVA incluidos).
  • Indicar claramente la política de envíos y el protocolo de este. A modo de ejemplo, algo así: “Los pedidos realizados de Lunes a Jueves después de las 12:00 del mediodía se consideran como un pedido realizado al día siguiente. Los pedidos realizados los Viernes después de las 12:00 del mediodía, el Sábado o el Domingo, se consideran como un pedido realizado el Lunes. Los pedidos realizados en días festivos (locales y/o nacionales) se consideran como un pedido realizado el siguiente día no festivo”.
  • Indicar supuestos de cancelación de pedidos, A modo de ejemplo: “El pedido será cancelado si: El repartidor no consigue realizar la entrega en dos ocasiones, No ha sido posible ponernos en contacto con el cliente en los dos días hábiles posteriores al primer intento fallido de entrega)”.

Y por último, algunas métricas técnicas para evaluar el funcionamiento y saber realmente si tu ecommerce es rentable.

  • Seguimiento de comercio electrónico instalado.
  • Habilitación de objetivos en Google Analytics con las urls de conversión por tipo de pago y creación de embudos de estos.
  • Medir Ratios de métricas por cada una de las categorías y productos.
  • Medir, si es posible, la $ Index de la web.
  • Establecer cuadros temporales de interés por producto. Es decir, tener clara la temporada de funcionamiento de vuestros productos, por meses.
  • Análisis de fuentes de entrada por conversiones para ver que canal convierte y actuar en consecuencia.
  • Analizar el tráfico logeado respecto del tráfico sin logear.

Bueno, con esto creo que tenéis suficiente para vender a través de internet.

Anuncios